viernes, 22 de junio de 2018

piscina gratis...


-----------------------------------------

Hoy en Cadalso...


Cerezas del Valle del Tiétar


El Valle del Tiétar es una zona privilegiada de la provincia de Ávila y posiblemente de toda la Península Ibérica, con un clima privilegiado que permite la recolección de frutos y otros productos de la tierra durante prácticamente todo el año.

Situado en la zona más meridional de la provincia de Ávila, y gracias a la protección de los fríos del norte que le proporciona la Sierra de Gredos, el Valle del Tiétar goza de un clima más cálido.

La Sierra de Gredos proporciona al Valle del Tiétar, además de abrigo, abundante agua proveniente de las numerosas gargantas que recorren la Sierra con el deshielo de las nieves.

En este Valle encontramos durante los meses de mayo y junio un espectacular colorido compuesto por infinitas motitas rojas que tiñen el paisaje, por cierto que este año el pedrisco caído con las últimas tormentas a destrozado prácticamente la cosecha...

En apenas unos cientos de hectáreas se concentra un gran número de cerezos en los que podemos encontrar las mejores variedades de cerezas.

En este caso las fotos pertenecen a las cerezas de Cabezuela del Valle que hoy me las encontré por primera vez en mi Super del barrio y me dio mucha alegría cuando me dijeron que están empezando a mandarles de la Cooperativa de allí mas sanas que a principio de temporada...


. . . . . 
 

Cerezos cultivados en la falda de la Sierra de Gredos, que podemos encontrar desde 500 m sobre el nivel del mar y hasta 1200 metros, no siendo raro poder visualizar los cerezos cargados de su sabroso fruto y al fondo las cumbres de la Sierra de Gredos que mantienen todavía la nieve del reciente invierno.

Un año más, el Valle del Tiétar nos comienza a ofrecer ya estas riquísimas cerezas, con una cosecha inferior a las anteriores pero sobre todo buena en calidad de este apreciado fruto...

--------------------------------------

moteros, motoalmuerzo en Cadalso...


miércoles, 20 de junio de 2018

los mosquitos este verano...

la lluvia de esta primavera traerá mas moscas y mosquitos...


Los mosquitos son una de las pocas molestias del verano. Para ser justos, tienen un propósito en el ambiente. Las larvas del mosquito son un bocadillo popular entre los pescados y otras criaturas acuáticas, mientras que los mosquitos adultos brindan alimento a los pájaros, murciélagos y arañas.
El mosquito macho no pica a los humanos, sino que se alimenta del néctar de las plantas. Los mosquitos hembra son los que necesitan alimentarse de sangre para desarrollar huevos y ponerlos.

En el mejor de los casos, su picadura es sólo una molesta comezón, aunque en el peor de los casos, puede transmitir enfermedades como malaria, fiebre amarilla, dengue, encefalitis, y el virus del oeste del Nilo. ¡Los mosquitos incluso pueden propagar la enfermedad de Lyme!

En algunas partes del mundo, un niño muere cada minuto debido a la malaria que transmiten los mosquitos. Con razón se ha descrito a los mosquitos como el "animal más mortal del mundo..."

¿Por qué me pican siempre los mosquitos?

 (¡Y solo a mi!): 7 razones


Verano: para muchos la mejor época del año. Llegan las vacaciones, vestimos más relajados y pasamos el tiempo en agradables terracitas arreglando el mundo. ¡Y esas noches! Esas noches con la ventanita abierta, una suave brisa y una fina sábana que nos hace dormir como bebés hasta que…
…Bzzzzz ¡Plas!  (en este orden.) efectivamente existen razones científicas por las que podemos convertirnos en un verdadero festín para esos pequeños vampiros. Veamos cuales:

1. ¿Te camuflas bien?

Atacantes expertos, los mosquitos confían en su vista para localizar a sus inocentes víctimas y aunque les encanta el rojo, tienen una especial predilección por los colores oscuros. Si ves la vida de color gótico, lo siento mucho.

2. ¡Quiero donantes universales!

Los mosquitos hembra dependen de las proteínas de tu sangre para producir huevos, unos tipos de hemoglobina son mejores para ello y por si fuera poco, el 85 por ciento de las personas segrega sustancias que les indican claramente cuál es el suyo. Por este orden, adoran la sangre de tipo O, aceptan de buen grado el tipo B y si no hay otra cosa, buscarán un A. Siento decirte que si eres donante universal lo eres también para ellos. Bzzzz…

3. Tus gases.

¡No estoy hablando de ESOS gases! Nuestros archi-enemigos estivales son capaces de percibir el dióxido de carbono desde 50 metros y lamento decirte que cuanto más grande seas, más exhalarás. Otra razón inmediata para ponerme a dieta.

4. Calor y sudor. Todo listo  para el festín sangriento.

Cuando sudamos emitimos amoníaco, ácido úrico y ácido láctico, sustancias que les encantan. Además adoran el calor, así que te convertirás en una gran diana si eres de los que lo pasa mal en verano. Consejo: más duchas, menos mosquitos.

5. Las bacterias de tu piel.

Otro buen estudio científico demostró que las personas más atractivas para los mosquitos presentan una cantidad mayor de un determinado tipo de bacterias en su piel. Ello explicaría el hecho de que algunos parezcan sentir predilección por los tobillos y los pies, lugares donde estas se concentran. De nuevo…¡la ducha es la solución!

6. ¿Demasiados mosquitos? !tal vez sean buenas noticias!.

El incremento en la emisión de dióxido de carbono, hasta en un 21%, en las embarazadas y el ligero incremento de su temperatura abdominal, hacen que les lleguen a picar hasta dos veces más. Si este verano te rascas mucho, empieza a pensar nombres chulos.

7. ¿Cerveza? ¡Noooooooo!

El incremento de ethanol en el sudor parece ser la causa de la especial predilección de los mosquitos por los cerveceros como yo. Aunque los científicos todavía no saben exactamente cómo se produce, la correlación parece estar clara: a más cerveza, más picaduras
Si acabas de darte cuenta de que eres una especie de Bloody Mary andante para estos bichos, consuélate pensando que formamos parte del 20% de la población que sufre el mismo problema. ¿La parte positiva? en el Súper de la esquina venden repelente. ¿La negativa?…algunos se hacen inmunes con el tiempo. Espero que septiembre llegue pronto, porque yo mis aficiones no me las quito…
 -------

Algunas personas podrían ser

 " invisibles " a los Mosquitos...


Ciertos compuestos emitidos a través del sudor y producidos por las bacterias en la piel humana son irresistibles para los mosquitos. Por ejemplo, el ácido láctico, que se encuentra comúnmente en el sudor, atrajo a alrededor del 90 por ciento de los mosquitos durante un estudio.
Sin embargo, al liberarse otros compuestos químicos naturales, como la 1-metilpiperazina, estos bloquearon el sentido del olfato de los mosquitos de forma tan efectiva, que los mosquitos no notaron la mano humana que había cerca.
El Dr. Ulrich Bernier, químico de la Unidad de Investigación sobre las Moscas y Mosquitos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), mostró una presentación en la Exposición y Junta Nacional Número 246 de la American Chemical Society, en la que explicó:

"Si coloca su mano dentro de una jaula con mosquitos donde se han liberado algunos de estos inhibidores, casi todos se mantienen en la pared y ni siquiera se dan cuenta de que la mano está ahí. Esto se llama anosmia o hiposmia, la incapacidad de oler o una capacidad reducida del olfato".
Ciertas personas parecen secretar más de estas sustancias naturales que otras, lo que las hace prácticamente invisibles a los mosquitos. Los productos contra insectos con 1-metilpiperzina están en proceso, pero hasta ahora los científicos no han podido descubrir cómo evitar que la sustancia se evapore de la piel, como ocurre naturalmente con el tiempo...

Así pues , ya sabemos algo mas de los mosquitos y como protegernos...

                       
  Por cierto, mañana empieza el verano
 "ojalá no lo sepan los mosquitos"...
 
 ------------------

martes, 19 de junio de 2018

apertura de la Piscina Municipal...

PRECIOS REDUCIDOS ABONOS 

PISCINA MUNICIPAL VERANO 2018

No te quedes sin el tuyo, pásate por el 

Ayuntamiento con una fotografía y 

disfruta de un verano refrescante...

. . . . . .

RECUERDA QUE ABRIMOS EL DÍA 22

-------------------

espárrago blanco...


Pasión por los espárragos en Alemania...


Los alemanes enloquecen por el espárrago blanco, que en estas semanas está a la venta en cada esquina


La germánica pasión por el espárrago se halla en su apogeo. En estas semanas, los alemanes se zampan espárragos a mansalva, adquiridos en los puestos de venta que florecen en las esquinas, o degustados en restaurantes, que ofrecen en sus cartas todo tipo de platos con el espárrago como ingrediente estelar. La Spargelsaison (temporada del espárrago), o Spargelzeit (tiempo del espárrago), arrancó a mediados de abril y terminará, como cada año, el día de San Juan (Johannistag). “Hasta San Juan, no olvides esto, tienes siete semanas para comer espárragos”, reza un antiguo refrán.

“Es la euforia de la primavera, al ver los espárragos a la venta la gente se da cuenta de que empieza el buen tiempo”, afirma jovialmente por teléfono Manfred Schmidt, que gestiona un museíto del espárrago en Beelitz, localidad a una hora de coche desde Berlín. Beelitz es famosa por su producción de este vegetal. Proclama Schmidt que “el espárrago es saludable, bajo en calorías, y para la gente aquí es una tradición; lo comían los dioses, los reyes y el pueblo”. Los alemanes adoran el espárrago blanco, es decir, el que se logra al evitar la exposición de la planta a la luz mientras crece.
En Beelitz tienen mascota, el Spargelino, y por supuesto su Reina del Espárrago, que se dedica a promocionar la vianda. Cada año son coronadas reinas de esta guisa en todas las comarcas de tradición esparraguera. En Renania del Norte-Westfalia, se requiere que “las candidatas tengan entre 18 y 25 años, y puedan desplazarse por sí mismas para acudir a los actos de promoción”.


El espárrago se ha cultivado en territorio de la actual Alemania desde antiguo. Según recordaba el diario Die Welt, en el siglo I Plinio el Viejo mencionó en su Historia natural los tallos pálidos que sobresalían en la tierra germánica. Los tallos crecen bajo montículos de tierra apilada. Se cosechan a mano, un trabajo que emplea a muchos jornaleros extranjeros. En el 2017, miles de trabajadores, procedentes sobre todo de Rumanía y Polonia, cortaron 127.800 toneladas de espárragos en la corta temporada.

La receta clásica: espárragos regados con mantequilla fundida, con jamón y patatas hervidas.

Gracias a ellos, los sibaritas pueden elegir entre los más costosos tallos rectos, de unos 22 centímetros de longitud, y con las puntas bien cerradas, y los considerados menos perfectos, por ser demasiado finos, combados o incluso rotos. Supermercados, granjas, mercados agrícolas y puestos ambulantes clasifican y valoran el blanco elemento según la longitud y el estado de sus puntas. Así, el año pasado, los alemanes pagaron un promedio de 6,70 euros por un kilo de espárragos blancos. Y un alemán se atiza 1,7 kilos al año...

“Hay muchísimas recetas para degustar nuestros excelentes espárragos –dice Manfred Schmidt–, pero personalmente creo que la mejor manera de disfrutarlos es con la sencillez de su aroma”. Lo primero es cocerlos adecuadamente. Para ello, se pelan y se les corta el extremo inferior. Se alinean unos cuantos espárragos, y se atan juntos con un cordel a modo de hatillo. Se echan así a hervir en abundante agua, con un poco de sal, azúcar, mantequilla y zumo de limón. Dependiendo del grosor, deben cocer entre 15 y 20 minutos.

La receta clásica consiste en regarlos, ya fríos, con mantequilla fundida o salsa holandesa, y acompañarlos de unas lonchas de Schinken (jamón alemán) y patatas hervidas. Pero hay muchas más: aparte de guarnición de carnes y pescados, se hacen sopas, pasteles, tortillas, e incluso aguardiente ( Schnaps). En Renania del Norte-Westfalia, 140 granjas han creado la ruta culinaria Spargelstrasse (calle del espárrago). Y desde 1985 hay un museo de renombre en la ciudad bávara de Schrobenhausen, que cuenta todo sobre los espárragos: cultivo, historia, literatura y arte. En el museíto de Beelitz se exponen utensilios prestados por este museo bávaro.

Alemania es una nación esparraguera. Según el Ministerio de Agricultura, la superficie cultivable dedicada al espárrago creció desde las 19.000 hectáreas del año 2011 a las 22.300 del 2016, último cómputo disponible. Pero no le queda más remedio que importar para poder saciar su apetito. Antes de que arranque la Spargelsaison en abril, los ansiosos que no pueden esperar recurren a las remesas del rico tallo blanco procedentes del norte de Grecia. Allí pueden cosecharse ya a inicios de febrero.

 Seguramente hemos podido apreciar en los mercados donde se comercializan frutas y hortalizas, la presencia de espárragos blancos. Esto es así porque su tipo de cultivo es bajo cubierta, evitando su contacto con la luz del sol. Algunos consideran que esta variedad de espárragos es más tierna y de sabor más agradable que los espárragos verdes. Estos últimos son cultivados al aire libre y con abundante presencia de luz solar que permite el desarrollo a pleno del proceso de fotosíntesis.
En España como todos conocéis los compramos preferentemente en lata o tarros de cristal de mayor o menor grosor y también se consumen bastantes, pero creo que nunca con ese interés de Alemania por estas fechas...

---------------------------

Información...



Para los que me preguntáis por 
la Misa de Juanín 
os confirmo que sera
 el sábado día 29
a las 19,00 hrs. 
en la Iglesia de Cadalso...
 
----------------

el viejo brasero...

 

Recordando el brasero en la mesa camilla donde no podían  faltar las conversaciones , historias y cuentos que se contaban entonces,   hay que pensar que en aquellos años no se tenía la tele y entonces a la luz del candil los cuentos eran los protagonistas principales de cada noche...

. . . . .


Cuentos al calor del brasero...



“Maquitilla ura ura”.

En los años cincuenta, poco después de la festividad de los Santos y los Difuntos –  ambos feriados entonces – en Álora, el tiempo solía “meterse en agua” y eso junto con lo pronto que se hacía de noche, terminaban de una forma brusca con el verano y su libertad.

Empezaba entonces una especie de letargo invernal, que tenía especial incidencia en el campo, en donde a partir de las ocho de la tarde ya era casi noche cerrada y al no haber luz eléctrica, toda la familia se refugiaba, en derredor de la mesa camilla, a la claridad del quinqué de petroleo para cenar y pasar la velada en tertulia.

Como mis padres casi siempre tenían que madrugar, muchas noches nos quedábamos los pequeños - reacios a irnos a la cama - al cuidado de los hermanos mayores y cuando pienso en ello, me viene el recuerdo de mi hermana Natividad.

Ella era la mayor de todos y actuaba respecto a sus hermanos menores, como una segunda madre, a la vez cariñosa y recta, conservando este ascendiente a través de los años hasta su desgraciada muerte temprana.


Nati, como le llamaba toda la familia, era además nuestra contadora oficial de cuentos. En las frías noches de invierno, en que el viento soplaba produciendo extraños sonidos en el exterior, nos encantaba cuando tras insistirle, nos leía alguno o mejor aún, cuando nos lo contaba.

Nunca se negaba a hacerlo, todo lo más, si estaba agotada por el trabajo en el campo, se refugiaba en narrarnos uno corto para que quedásemos satisfechos.

No obstante, nosotros éramos insaciables y siempre pedíamos más, hasta que, ante nuestra insistencia, recurría a contarnos uno que nos hacia ir a la cama mirando hacia atrás, que era el de “Maquitilla ura ura”.

Se trataba de un cuento gótico, muy popular en mi tierra y propio de las veladas en vísperas de difuntos, porque se refería a muertos. Antes de relatarlo, Nati solía reducir la luz del quinqué, con lo que la habitación quedaba en una semi penumbra inquietante, mientras nosotros - que habíamos oído la historia docenas de veces - nos acurrucábamos contra la mesa, buscando en su contacto protección.

En esencia, el estrafalario argumento, se refería a una niña desobediente – Mariquilla – a la que su madre mandaba comprar asadura para cenar y cuando, jugando perdía el dinero, no se le ocurría mejor idea, que extraer en el cementerio las de un muerto y este por la noche venía para vengarse.

Mi hermana, puesta en pie en un silencio total, reproducía con lúgubre media voz - como solo ella sabía hacer - gestos, ruidos y palabras que, por su boca y de una manera agónica, el muerto viviente profería:

 .- ¡Mariquilla uraaa uraaa... vengo a por tus asaduras.. Ya voy por el primer escalón de la casa...! y así, lentamente, avanzando escalón por escalón y puerta tras puerta – cuyo número alargaba más o menos según su estado de cansancio - iba incrementando el suspense de forma magistral, hasta llegar a cumplir la amenaza...

Si en aquel instante alguien hablaba o hacía el más leve ruido, todos gritábamos aterrorizados.

El cuento – a la vez deseado y temido – marcaba el final de las veladas, pues pese a saberlo de memoria, siempre producía idéntico efecto.

Ese día, atravesar el pasillo, para ir a la cama, se hacía en segundos y luego, tapados y casi sin respirar, escuchábamos por si algo se movía en la casa, hasta que el sueño finalmente podía más que nuestro miedo.

En aquellos años la madres y abuelas aun con sesenta años parecían nuestras bisabuelas por su luto riguroso y su forma de vestir, acentuando mas el miedo y respeto a la oscuridad...

Durante años, cuando volvía a mi antigua casa, al cruzar por las noches el pasillo desde la cocina, muchas veces pensé de manera inconsciente, si no estaría allí agazapado y acechando entre las sombras, el siniestro personaje del cuento de Mariquilla...
 
J. M. Hidalgo (Recuerdos de infancia) 

---------------------------------