martes, 19 de junio de 2018

apertura de la Piscina Municipal...

PRECIOS REDUCIDOS ABONOS 

PISCINA MUNICIPAL VERANO 2018

No te quedes sin el tuyo, pásate por el 

Ayuntamiento con una fotografía y 

disfruta de un verano refrescante...

. . . . . .

RECUERDA QUE ABRIMOS EL DÍA 22

-------------------

espárrago blanco...


Pasión por los espárragos en Alemania...


Los alemanes enloquecen por el espárrago blanco, que en estas semanas está a la venta en cada esquina


La germánica pasión por el espárrago se halla en su apogeo. En estas semanas, los alemanes se zampan espárragos a mansalva, adquiridos en los puestos de venta que florecen en las esquinas, o degustados en restaurantes, que ofrecen en sus cartas todo tipo de platos con el espárrago como ingrediente estelar. La Spargelsaison (temporada del espárrago), o Spargelzeit (tiempo del espárrago), arrancó a mediados de abril y terminará, como cada año, el día de San Juan (Johannistag). “Hasta San Juan, no olvides esto, tienes siete semanas para comer espárragos”, reza un antiguo refrán.

“Es la euforia de la primavera, al ver los espárragos a la venta la gente se da cuenta de que empieza el buen tiempo”, afirma jovialmente por teléfono Manfred Schmidt, que gestiona un museíto del espárrago en Beelitz, localidad a una hora de coche desde Berlín. Beelitz es famosa por su producción de este vegetal. Proclama Schmidt que “el espárrago es saludable, bajo en calorías, y para la gente aquí es una tradición; lo comían los dioses, los reyes y el pueblo”. Los alemanes adoran el espárrago blanco, es decir, el que se logra al evitar la exposición de la planta a la luz mientras crece.
En Beelitz tienen mascota, el Spargelino, y por supuesto su Reina del Espárrago, que se dedica a promocionar la vianda. Cada año son coronadas reinas de esta guisa en todas las comarcas de tradición esparraguera. En Renania del Norte-Westfalia, se requiere que “las candidatas tengan entre 18 y 25 años, y puedan desplazarse por sí mismas para acudir a los actos de promoción”.


El espárrago se ha cultivado en territorio de la actual Alemania desde antiguo. Según recordaba el diario Die Welt, en el siglo I Plinio el Viejo mencionó en su Historia natural los tallos pálidos que sobresalían en la tierra germánica. Los tallos crecen bajo montículos de tierra apilada. Se cosechan a mano, un trabajo que emplea a muchos jornaleros extranjeros. En el 2017, miles de trabajadores, procedentes sobre todo de Rumanía y Polonia, cortaron 127.800 toneladas de espárragos en la corta temporada.

La receta clásica: espárragos regados con mantequilla fundida, con jamón y patatas hervidas.

Gracias a ellos, los sibaritas pueden elegir entre los más costosos tallos rectos, de unos 22 centímetros de longitud, y con las puntas bien cerradas, y los considerados menos perfectos, por ser demasiado finos, combados o incluso rotos. Supermercados, granjas, mercados agrícolas y puestos ambulantes clasifican y valoran el blanco elemento según la longitud y el estado de sus puntas. Así, el año pasado, los alemanes pagaron un promedio de 6,70 euros por un kilo de espárragos blancos. Y un alemán se atiza 1,7 kilos al año...

“Hay muchísimas recetas para degustar nuestros excelentes espárragos –dice Manfred Schmidt–, pero personalmente creo que la mejor manera de disfrutarlos es con la sencillez de su aroma”. Lo primero es cocerlos adecuadamente. Para ello, se pelan y se les corta el extremo inferior. Se alinean unos cuantos espárragos, y se atan juntos con un cordel a modo de hatillo. Se echan así a hervir en abundante agua, con un poco de sal, azúcar, mantequilla y zumo de limón. Dependiendo del grosor, deben cocer entre 15 y 20 minutos.

La receta clásica consiste en regarlos, ya fríos, con mantequilla fundida o salsa holandesa, y acompañarlos de unas lonchas de Schinken (jamón alemán) y patatas hervidas. Pero hay muchas más: aparte de guarnición de carnes y pescados, se hacen sopas, pasteles, tortillas, e incluso aguardiente ( Schnaps). En Renania del Norte-Westfalia, 140 granjas han creado la ruta culinaria Spargelstrasse (calle del espárrago). Y desde 1985 hay un museo de renombre en la ciudad bávara de Schrobenhausen, que cuenta todo sobre los espárragos: cultivo, historia, literatura y arte. En el museíto de Beelitz se exponen utensilios prestados por este museo bávaro.

Alemania es una nación esparraguera. Según el Ministerio de Agricultura, la superficie cultivable dedicada al espárrago creció desde las 19.000 hectáreas del año 2011 a las 22.300 del 2016, último cómputo disponible. Pero no le queda más remedio que importar para poder saciar su apetito. Antes de que arranque la Spargelsaison en abril, los ansiosos que no pueden esperar recurren a las remesas del rico tallo blanco procedentes del norte de Grecia. Allí pueden cosecharse ya a inicios de febrero.

 Seguramente hemos podido apreciar en los mercados donde se comercializan frutas y hortalizas, la presencia de espárragos blancos. Esto es así porque su tipo de cultivo es bajo cubierta, evitando su contacto con la luz del sol. Algunos consideran que esta variedad de espárragos es más tierna y de sabor más agradable que los espárragos verdes. Estos últimos son cultivados al aire libre y con abundante presencia de luz solar que permite el desarrollo a pleno del proceso de fotosíntesis.
En España como todos conocéis los compramos preferentemente en lata o tarros de cristal de mayor o menor grosor y también se consumen bastantes, pero creo que nunca con ese interés de Alemania por estas fechas...

---------------------------

Información...



Para los que me preguntáis por 
la Misa de Juanín 
os confirmo que sera
 el sábado día 29
a las 19,00 hrs. 
en la Iglesia de Cadalso...
 
----------------

el viejo brasero...

 

Recordando el brasero en la mesa camilla donde no podían  faltar las conversaciones , historias y cuentos que se contaban entonces,   hay que pensar que en aquellos años no se tenía la tele y entonces a la luz del candil los cuentos eran los protagonistas principales de cada noche...

. . . . .


Cuentos al calor del brasero...



“Maquitilla ura ura”.

En los años cincuenta, poco después de la festividad de los Santos y los Difuntos –  ambos feriados entonces – en Álora, el tiempo solía “meterse en agua” y eso junto con lo pronto que se hacía de noche, terminaban de una forma brusca con el verano y su libertad.

Empezaba entonces una especie de letargo invernal, que tenía especial incidencia en el campo, en donde a partir de las ocho de la tarde ya era casi noche cerrada y al no haber luz eléctrica, toda la familia se refugiaba, en derredor de la mesa camilla, a la claridad del quinqué de petroleo para cenar y pasar la velada en tertulia.

Como mis padres casi siempre tenían que madrugar, muchas noches nos quedábamos los pequeños - reacios a irnos a la cama - al cuidado de los hermanos mayores y cuando pienso en ello, me viene el recuerdo de mi hermana Natividad.

Ella era la mayor de todos y actuaba respecto a sus hermanos menores, como una segunda madre, a la vez cariñosa y recta, conservando este ascendiente a través de los años hasta su desgraciada muerte temprana.


Nati, como le llamaba toda la familia, era además nuestra contadora oficial de cuentos. En las frías noches de invierno, en que el viento soplaba produciendo extraños sonidos en el exterior, nos encantaba cuando tras insistirle, nos leía alguno o mejor aún, cuando nos lo contaba.

Nunca se negaba a hacerlo, todo lo más, si estaba agotada por el trabajo en el campo, se refugiaba en narrarnos uno corto para que quedásemos satisfechos.

No obstante, nosotros éramos insaciables y siempre pedíamos más, hasta que, ante nuestra insistencia, recurría a contarnos uno que nos hacia ir a la cama mirando hacia atrás, que era el de “Maquitilla ura ura”.

Se trataba de un cuento gótico, muy popular en mi tierra y propio de las veladas en vísperas de difuntos, porque se refería a muertos. Antes de relatarlo, Nati solía reducir la luz del quinqué, con lo que la habitación quedaba en una semi penumbra inquietante, mientras nosotros - que habíamos oído la historia docenas de veces - nos acurrucábamos contra la mesa, buscando en su contacto protección.

En esencia, el estrafalario argumento, se refería a una niña desobediente – Mariquilla – a la que su madre mandaba comprar asadura para cenar y cuando, jugando perdía el dinero, no se le ocurría mejor idea, que extraer en el cementerio las de un muerto y este por la noche venía para vengarse.

Mi hermana, puesta en pie en un silencio total, reproducía con lúgubre media voz - como solo ella sabía hacer - gestos, ruidos y palabras que, por su boca y de una manera agónica, el muerto viviente profería:

 .- ¡Mariquilla uraaa uraaa... vengo a por tus asaduras.. Ya voy por el primer escalón de la casa...! y así, lentamente, avanzando escalón por escalón y puerta tras puerta – cuyo número alargaba más o menos según su estado de cansancio - iba incrementando el suspense de forma magistral, hasta llegar a cumplir la amenaza...

Si en aquel instante alguien hablaba o hacía el más leve ruido, todos gritábamos aterrorizados.

El cuento – a la vez deseado y temido – marcaba el final de las veladas, pues pese a saberlo de memoria, siempre producía idéntico efecto.

Ese día, atravesar el pasillo, para ir a la cama, se hacía en segundos y luego, tapados y casi sin respirar, escuchábamos por si algo se movía en la casa, hasta que el sueño finalmente podía más que nuestro miedo.

En aquellos años la madres y abuelas aun con sesenta años parecían nuestras bisabuelas por su luto riguroso y su forma de vestir, acentuando mas el miedo y respeto a la oscuridad...

Durante años, cuando volvía a mi antigua casa, al cruzar por las noches el pasillo desde la cocina, muchas veces pensé de manera inconsciente, si no estaría allí agazapado y acechando entre las sombras, el siniestro personaje del cuento de Mariquilla...
 
J. M. Hidalgo (Recuerdos de infancia) 

---------------------------------

atardecer

 PINCHA LA FOTO

" Atardecer " 
de
 Pilar López Navarro...
-------------------------------------------

lunes, 18 de junio de 2018

Peligro en la cocina: atención a los paños



Investigadores han demostrado que factores como el tamaño de la familia, el tipo de dieta, el uso múltiple de los trapos, entre otros factores, afectan al crecimiento de patógenos en los paños de cocina, lo que puede causar intoxicación alimenticia.


 La investigación se presenta en 'ASM Microbe', la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Microbiología, que se celebra hasta el lunes en Atlanta, Georgia, Estados Unidos.

«Nuestro estudio demuestra que la composición familiar y las prácticas higiénicas en la cocina afectan a la carga microbiana de los paños de cocina --dice la doctora Biranjia-Hurdoyal, del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Mauricio--. También descubrimos que la dieta, el tipo de uso y las bayetas de cocina húmedas podrían ser muy importantes para promover el crecimiento de patógenos potenciales responsables de la intoxicación alimentaria».

El 49 por ciento de los paños de cocina recogidos para el estudio tenían un crecimiento bacteriano que aumentó en número con los parientes, la presencia de niños y el aumento del tamaño de la familia. Las toallas para uso múltiple (limpiar utensilios, secarse las manos, sostener utensilios calientes, limpiar/secar superficies) tenían un recuento bacteriano mayor que las toallas de un solo uso y las bayetas húmedas mostraban un recuento bacteriano mayor que las secas.


De las 49 muestras que fueron positivas para el crecimiento bacteriano, en l 36,7 por ciento crecieron coliformes, en el 36,7 por ciento 'Enterococcus spp' y en el 14,3 por ciento 'S. Aureus'. «En este estudio, investigamos el papel potencial de los paños de cocina en la contaminación cruzada en la cocina y varios factores que afectan al perfil microbiano y la carga de paños de cocina», dice la autora principal del estudio, Susheela D. Biranjia-Hurdoyal, profesora titular del Departamento de Salud Ciencias de la Universidad de Mauricio.

Se recogieron un total de 100 bayetas de cocina después de un mes de uso. Los investigadores cultivaron las bacterias y las identificaron mediante pruebas bioquímicas estándar. También determinaron la carga bacteriana en los trapos. Se aisló 'S. Aureus' a una tasa más alta de familias de menor estatus socioeconómico y aquellos con niños. El riesgo de tener coliformes ('Escherichia coli') fue mayor en las toallas húmedas que en las secas, en las toallas multiusos que en las de un solo uso y en las familias con dietas no vegetarianas.

Se detectó 'Coliform' y 'S. Aureus' a una prevalencia significativamente mayor de las familias con dietas no vegetarianas. 'Escherichia coli' es una flora normal del intestino humano y se libera en grandes cantidades en las heces humanas. La presencia de 'Escherichia coli' indica posible contaminación fecal y falta de prácticas de higiene.


«Los datos indicaron que las prácticas antihigiénicas al manipular alimentos no vegetarianos podrían ser comunes en la cocina --adiverte Biranjia-Hurdoyal. La presencia de patógenos potenciales de las toallas de cocina indica que podrían ser responsables de la contaminación cruzada en la cocina y podrían provocar intoxicación alimentaria. Las toallas más húmedas y el uso multipropósito de los paños de cocina deberían descartarse. 

Las familias más grandes con niños y miembros mayores deberían estar especialmente atentos a la higiene en la cocina».

A lo mejor solo debemos usar papel de cocina que es desechable y se recicla...

-------------------------

sábado, 16 de junio de 2018

el azul de nuestro cielo...


Hoy presentamos unas fotos de los cielos de nuestro entorno captadas por el objetivo de un fotógrafo vecino de nuestro pueblo y que ha sabido captar en diferentes sesiones la diferente paleta de colores que nos muestra la Madre Naturaleza...
Espero que os gusten...












Nuestro cielo desde Cenicientos
 visto por el ojo de 
la Cámara de Julio Zurdo 
a cual más bonita...

ENHORABUENA

-----------------------------------------

jueves, 14 de junio de 2018

Feria de Turismo...

No hay texto alternativo automático disponible.Recuerda que este fin de semana estaremos en la I FERIA DE TURISMO DE LA SIERRA OESTE DE MADRID "TurOeste", donde participarán algunas empresas del municipio y también podremos disfrutar del Concierto de la Big Band, de nuestra Escuela Municipal de Música y Danza, entre otras actividades. Te esperamos en el Monasterio de Santa María la Real de Pelayos de la Presa.

----------------------------------------
  

el cielo de Cadalso...


este es el azul del cielo de Cadalso...
----------------------------------------